La nieve de Alto Campoo hará las delicias de los aficionados hasta el próximo día 1 de mayo

A falta de las cifras finales, la estación cántabra cerrará este año con el doble de días de esquí y de clientes. "El ambiente de esquí sigue candente dadas unas óptimas condiciones de nieve", asegura Joan Antoni Font, director de Alto Campoo

Una imagen de esquí en primavera muy blanca
Una imagen de esquí en primavera muy blanca FOTO: Alto Campoo

Alto Campoo ha decidido alargar la temporada hasta el próximo día 1 de mayo. Razones no le faltan. La nieve y los clientes han sido los pilares básicos de este final de campaña en la estación de Cantabria.

La estación cántabra redondeará una temporada de 150 días de esquí y 122 mil esquiadores. Una cifra que doblará prácticamente las cifras del anterior ejercicio

El centro invernal, cerrado esta semana, volverá a abrir durante el largo puente para la práctica del deporte blanco antes de clausurar uno de los mejores inviernos. La estación podría finalizar prácticamente con el doble de esquiadores que los de la temporada pasada.

Alto Campoo vive los últimos coletazos de un inmejorable invierno

Joan Antoni Font, se estrenaba como director de Alto Campoo esta misma temporada
Joan Antoni Font, se estrenaba como director de Alto Campoo esta misma temporada

Joan Antoni Font, director de la estación cántabra, reconoce que ha sido un año de mucha nieve. Así mismo, su estratégica situación le confiere un buen grueso de esquiadores.

Cierto que ha nevado mucho este invierno. Pese a ello, el turismo no ha podido disfrutar todo lo que quería por demasiados días de mal tiempo”, explica Font, máximo responsable de La Molina entre 1999 y 2013.

Se trata de la única estación de esquí que hay en la zona y los clientes siguen teniendo ganas de esquiar. Un enclave singular que permite disfrutar de la nieve por la mañana y el surf por la tarde, dada la proximidad al mar cantábrico.

“El ambiente de esquí sigue candente dadas unas óptimas condiciones de nieve. Los últimos fines de semana hemos contado con más de mil visitantes diarios”, prosigue el director de Alto Campoo.

Dominada por el Pico Tres Mares, Alto Campoo sigue vestida de blanco. Y es que la generosidad de las nevadas invernales  permitirá volver a abrir prácticamente todas las pistas y remontes durante los cuatro días de puente.

“La temporada 2017-2018 dejará alrededor de 150 días de esquí, en contra de los 70 del ejercicio anterior por falta de nieve”, afirma el máximo responsable de Alto Campoo.

Un invierno generoso el cual ha visto igualmente superado con creces en número de visitantes que se han acercado hasta la nieve de Cantabria.

“A falta todavía del puente del 1 de mayo, el número de esquiadores se verá prácticamente doblado este año respecto a los 63 mil del anterior invierno. Esperamos cerrar con una cifra de casi 122 mil aficionados”, concluye Joan Antoni Font. 

Sobre la estación cántabra

Un grupo de esquiadores en las pistas cántabras
Un grupo de esquiadores en las pistas cántabras
FOTO: Pedro Rico

Situada en un escenario montañoso dominado por el pico Tres Mares, Alto Campoo abre las puertas a un centro invernal moderno y funcional. 

Se trata de la única estación de esquí de Cantabria. Siendo además una de las más importantes del norte peninsular. Gestionada por la Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística (CANTUR), el centro recibe muchos visitantes de Castilla y León o País vasco, dada su cercanía.

Sus pistas son de dificultad media y está frecuentada por un turismo muy familiar. A tan sólo 24 Km de Reinosa, la estación cuenta con 27,715 Km esquiables y 3,2 Km de rutas de enlace, que incluyen:

  • 22 pistas (4 verdes, 9 azules y 9 rojas)
  • 12 remontes (5 telesillas y 7 telesquís)
  • circuito de fondo de 4,4 km
  • snowpark

Por su privilegiada situación, los aficionados pueden acercarse después de practicar su deporte favorito hasta las playas santanderinas. No en vano, se trata de varias playas paradisíacas catalogadas como las mejores del norte de España.

Atardecer en las playas de Santander
Atardecer en las playas de Santander
FOTO: Pedro Rico

Deja un comentario