La primavera llega a Boí Taüll Resort cargada de actividades en plena naturaleza

Después de un largo y óptimo invierno, Boí Taüll Resort abre la temporada primaveral donde el Parc Nacional, el rómaníco y el Spa compartirán cartel

El Resort de la estación dará el pistoletazo de salida el fin de semana próximo
El Resort de la estación dará el pistoletazo de salida el fin de semana próximo FOTOS: Boí Taüll

Boí Taüll está a punto de arrancar la temporada de primavera. Después de un óptimo invierno, marcado por grandes precipitaciones de nieve, el Resort volverá a abrir a partir de la semana próxima los fines de semana.

Cuenta atrás en la estación de la Alta Ribagorza para la apertura de la campaña primaveral. El centro pirenaico, que vive por y para la nieve, abre un abanico de posibilidades donde el Spa y la montaña compartirán cartel.

Boí Taüll apuesta por la desestacionalización de la temporada

Boí apuesta por la desestacionalización de la temporada invernal
Boí apuesta por la desestacionalización de la temporada invernal

Martí Rafel, Director Gerente y Comercial de Boí Taüll, reconoce que la Boí Taüll Resort se enmarca en un lugar estratégico. Junto a la nieve, el área pirenaica descubre uno de los rincones más mágicos para disfrutar de la montaña el resto del año.

«A partir del Puente del primero de mayo volveremos a acercar la atractiva oferta que posee La Val de Boí, con actividades culturales, lúdicas y gastronómicas tanto para particulares como para grupos», explica Martí.

En concreto, el Aparthotel Agusta &Spa se mantendrá abierto todos los fines de semana de la primavera a partir del viernes 27 de abril al martes 1 de mayo. Así mismo, el resto de alojamientos del Resort estarán abiertos durante todo el verano, desde el 22 de junio hasta el 11 de septiembre.

«El Parque Nacional de Aigüestortes y el Estany de Sant Maurici abre uno de los mejores destinos de naturaleza en estado puro, sin obviar el conjunto monumental románico de La Val de Boí-Patrimonio de la Humanidad-«, prosigue Rafel.

La desestacionalización de la temporada invernal es un privilegio para todo el valle. Si la nieve da paso a las actividades primaverales en contacto con la naturaleza, el centro se adelanta al intenso verano gracias a las Fallas.

Las Fallas, Patrimonio cultural  

Temporada de fallas 2018
Temporada de fallas 2018

Encender fuego, símbolo del sol, y bajarlo de la montaña al pueblo sirve para purificar los campos y los bosques, y también para purificar la población y preservarla de los malos espíritus.

La fiesta de las fallas es una de las tradiciones más arraigadas del enclave pirenaico. Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad por la Unesco, las Fallas de Durro darán el pistoletazo de salida a mitad de junio.

«El Resort se suma a esta festividad donde el fuego de las fallas recorre los pueblos hasta mediados de julio».

Repaso a una temporada invernal positiva

La estación ponía punto y final a la campaña blanca el pasado día 8 de abril. Un invierno marcado por las intensa precipitaciones de nieve que dejaban más de seis metros acumulados.

Un trabajador de Boí Tüll apartando la nieve para poder abrir pista
Un trabajador de Boí Tüll apartando la nieve para poder abrir pista
FOTO: Boï Taüll

«La estación y los clientes han cumplido su cometido. Pese a haber sido una temporada muy dura a nivel meteorológico, la estación cierra prácticamente como el anterior ejercicio gracias al crecimiento del conjunto residencial del Pla de l’Ermita», dice el director general y comercial.

Las nevadas y el mal tiempo han pasado factura a la estación, que ha visto mermar sus ingresos en un 8%. Pese a ello, la buena ocupación hotelera ha ayudado a paliar el cómputo general. Por lo que el Boí Taüll Resort cierra con tan sólo un 3,77 % menos que el invierno pasado.

«La parte positiva del invierno ha sido que se ha generado un gran ambiente en el sector de la nieve», concluye Rafel.

Deja un comentario