Las nevadas propician un inmejorable fin de año en las pistas de Vallnord

Vallnord cierra el 2017 con la totalidad de pistas abiertas y unos grosores de nieve que superan los 125 centímetros, dadas las últimas nevadas

Vallnord ha recibido un grueso importante de nieve
Vallnord ha recibido un grueso importante de nieve

Las nevadas continuadas han dado la razón a Vallnord. Las estaciones andorranas acabarán el año con todas las pistas abiertas y un alto volumen de esquiadores. El elemento blanco ha sumado las últimas horas más de 40 cm nuevos.

Estado de las pistas después de las nevadas

Pal y Arinsal encaran la recta final del año con el 100% de las pistas y los remontes en funcionamiento. Ambas ofrecen un paraje inmejorable para aprovechar al máximo la continuación de la semana de Navidad. Los gruesos van de 80 centímetros un metro de nieve.

Por otro lado, Ordino Arcalís, comenzará en 2018 con más de 40 centímetros de nieve nueva t todas las pistas abiertas. Los espesores oscilan entre los 65 y los 125 centímetros de nieve polvo.

La restauración comparte pista en Vallnord

Antes de finalizar la jornada blanca, los restaurantes de Vallnord proponen una amplia oferta gastronómica. El Chalet Igloo de Arisnal es punto de referencia de fondues combinadas con setas y otras especialidades. Sin obviar, la cocina de alta montaña del restaurante Pla de la Cot, en las pistas de Pal.

La llegada hasta dichos restaurantes, ubicados a 2.000 m, puede hacerse en ratrac con cabina climatizada, con raquetas de nieve o bien haciendo esquí de montaña.

La Borda de la Coma del Forat de Arcalís, por su parte, da continuidad a sus más que conocidos menús manteniendo la propuesta de disfrutar todas las noches del viernes y del sábado con nuevos ingredientes del país. Unas exclusivas cenas, previo traslado con trineo gigante, vehículo oruga GicaFer, raquetas o esquís.

 

Deja un comentario