Marco Odermatt se luce entre los grandes

El suizo de 19 años recién cumplidos, vigente campeón del mundo junior en gigante, destacó en la prueba inaugural con su decimoséptima plaza

Marco Odermatt disputó en Soelden su segunda carrera de la Copa del Mundo. FOTO: Instagram Marco Odermatt

 

El mano a mano entre Marcel Hirscher y Alexis Pinturault en el gigante de apertura de Soelden el domingo pasado fue espectacular. Fue el esquiador de Moutiers quien se hizo con la primera victoria de la temporada en el circuito masculino pero hubo otro esquiador que llamó poderosamente la atención por su juventud y su brillante actuación.

Fue Marco Odermatt, un suizo de 19 años recién cumplidos y vigente campeón del mundo junior de gigante desde el pasado mes de marzo en Sochi, donde también se colgó al cuello el bronce de super G. Odermatt acabó en la 17ª plaza y pasó el corte de la primera manga con el duodécimo mejor tiempo, a 1″48 de Pinturault, y empatado a tiempos con el francés Steve Missillier.

Odermatt tomó la salida con el dorsal 53 y es el esquiador más joven que entra en un ‘top 30’ desde que hace tres temporadas lo lograse el noruego Henrik Kristoffersen, octavo el domingo en Soelden.

En una entrevista a skiracing.com asegura Odermatt que “cuando llegué a meta tras la primera manga tuve que asegurarme que el duodécimo mejor tiempo realmente me correspondía. Cuando me cercioré, me sentí enormemente feliz”.

La del domingo pasado fue su segunda aparición en la Copa del Mundo. Se estrenó el pasado marzo en el gigante de las finales de St. Moritz; su oro en Sochi logrado dos semanas antes le abrieron las puertas. Y no lo hizo mal en su debut, acabando en la 22ª plaza. Antes del gigante de Soelden había disputado cinco pruebas FIS, acabando siempre entre los 30 primeros.

Combatió la presión y los nervios antes de entrar en el portillón de salida de la estación austriaca “pensando en que iba a correr una prueba FIS, no que estaba en la Copa del Mundo. Salí a esquiar como lo había hecho en los entrenamientos de Diavolezza y que tenía que ir a todo gas. Estaba convencido que si tenía un buen ritmo iba a poder entrar entre los treinta primeros”, explica el joven suizo.

Su buen papel no va a variar un ápice su programación. Su objetivo está en la Copa de Europa. Quiero consolidarme y tengo un futuro por delante. Además, debo defender título en el Mundial junior el próximo marzo en Are“.

Tras el buen resultado en Soelden tiene ante sí un bloque de entrenamientos en el Sportmittelschule de Engelberg. Su continuidad en la Copa del Mundo y su presencia en las carreras norteamericanas está por decidir. Como dice el propio Odermatt, “la decisión todavía depende de las estrellas”.

Deja un comentario